El equipo de educación por la justicia y la paz de la comunidad que forma el Colegio Bajo Aragón y en la Parroquia Santa Cruz de Zaragoza, promueve y anima la concienciación y el compromiso activo como medio para la transformación del mundo a través de diferentes iniciativas de solidaridad, en el entorno más cercano y en realidades más alejadas.

 

Los diferentes grupos que componen la comunidad comparten un objetivo común, acercarse a aquellos que viven situaciones de vulnerabilidad, sentirlos como hermanos y comprometerse con ellos; así como el que, todos los miembros de la comunidad conozcan que en nuestro planeta se viven grandes desigualdades y citando a la propia ONG Acción Marianistas “al mismo tiempo ser testigos de esperanza”.

 

Durante el curso 2021-2022 el compromiso solidario del Colegio Marianistas- Bajo Aragón es con el Centro Hermano Thomas Helm situado en Callao (Perú).

 

Conocer su realidad, sensibilizarse con sus problemas y tratar de colaborar a su promoción es el compromiso de toda una comunidad.

De este modo, el equipo y el colegio apoya la labor educativa y de promoción social de la ONGD de la Familia Marianista, Acción Marianista para el Desarrollo. Trabajando desde la educación y la sensibilización,  mediando en el compromiso SOLIDARIO de los alumnos y sus familias.

Acción Marianista nos invita a SUMAR KILOMETROS y GANAR VIDA conectando con las realidades de los países en los que está presente. Haciendo posible el cumplir con los COMPROMISOS adquiridos con las personas vulnerables en distintos territorios, para que no vean mermadas sus oportunidades de acceso a servicios sociales básicos (educación, sanidad, vivienda…).

Descubre las actividades que hemos preparado a continuación y súmate a crecer con ellos, RECORREREMOS KILOMETROS HASTA TI, KILOMETROS JUNTO A ELLOS por un mundo en equilibrio, justo y comprometido con todas las personas.

La Fundación Acción Marianista tiene entre sus fines promover el acceso de las personas más vulnerables a los derechos, bienes y servicios que disfrutan el resto de los ciudadanos, previniendo y compensando las desigualdades derivadas de factores personales, económicos, sociales, culturales, étnicos o de cualquier otro tipo y contribuir mediante proyectos a la mejora de sus condiciones de vida.